acción esperada y acción exigida

Referencia bibliográfica: Diccionario Jurídico Magna [voz «acción esperada || acción exigida»]; reproducido en Agenda Magna el 30 de enero de 2009.


Fue Edmundo Mezger quien desarrolló la teoría o doctrina de la acción esperada, pieza fundamental del sistema de todas las clases de omisiones. Según Mezger, «[todo] delito de omisión tiene su fundamento en una acción esperada, sin la cual no hay omisión alguna en sentido jurídico. Con ello logra la completa doctrina del delito de omisión su firme sustento». Agrega: «Lo que hace que la omisión sea omisión es la ‘acción esperada’ que el autor ha omitido realizar. Porque no ha realizado esta acción que de él se esperaba, es por lo que es punible, en tanto que la acción esperada también puede serle exigida. Ahora bien, puesto que sólo la acción esperada hace surgir la omisión en sentido jurídico, resulta enteramente correcto que ésta sólo se fundamenta ‘desde fuera (externa normativamente)’, y que, por tanto, ‘no el que omite, sino quien juzga, da realidad a la omisión'». Según De La Cuesta Aguado, a los efectos de los conceptos cabe distinguir «entre capacidad general de acción, que respondería al criterio de la capacidad del hombre medio de realizar la acción esperada y la capacidad individual de acción, referida en concreto al sujeto que se encuentra con la situación típica. Existe capacidad individual de acción cuando el autor en el caso concreto hubiera podido actuar». (De La Cuesta Aguado, Paz: Tipicidad e imputación objetiva; Ediciones Jurídicas Cuyo, Buenos Aires,1998; p. 218).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s