Contrato de trabajo a tiempo parcial

EXP. N.° 06321-2008-PA/TC

AREQUIPA

YENNY CARMELA

CÓRDOVA CHIRINOS

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En Lima, a los 19 días del mes de enero de 2009, la Sala Primera del Tribunal Constitucional, integrada por los magistrados Landa Arroyo, Calle Hayeny Álvarez Miranda, pronuncia la siguiente sentencia

ASUNTO

Recurso de agravio constitucional interpuesto por doña Yenny Carmela Córdova Chirinos contra la sentencia expedida por la Cuarta Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, de fojas 218, su fecha 26 de agosto de 2008, que declara infundada la demanda de autos.

ANTECEDENTES

Con fecha 21 de setiembre de 2006 la recurrente interpone demanda de amparo contra la Municipalidad Provincial de Arequipa solicitando la reposición en su puesto de trabajo y que se ordene el pago de los devengados generados a partir de la fecha de cese hasta la fecha en que se produzca la reposición de la trabajadora demandante. Manifiesta haber ingresado en la Municipalidad emplazada el 1 de enero de 2005 para ocupar el cargo de Vigilante del Servicio de Seguridad Ciudadana, y haber realizado labores de carácter permanente hasta el 2 de julio de 2006, fecha en la que se le despidió arbitrariamente, sin motivo alguno, por lo que se ha vulnerado sus derechos constitucionales al trabajo y al debido proceso.

La emplazada contesta la demanda solicitando la tacha de los medios probatorios presentados y que se la declare infundada aduciendo que la actora suscribió un contrato individual de trabajo a tiempo a parcial con una jornada laboral a tiempo parcial de tres horas y cuarenta y cinco minutos, en virtud del Proyecto de Inversión Social para Empleo Municipal (PISEM). Asimismo señala que el referido proyecto concluyó el 31 de diciembre de 2006 conforme a la dispuesto por Resolución de Alcaldía N.º 730.

El Tercer Juzgado Especializado Civil de Arequipa, con fecha 14 de febrero de 2008, declara infundada la tacha y fundada la demanda por considerar que se encuentra acreditado que entre las partes existía una relación laboral bajo subordinación y dependencia, cumpliéndose con un horario de trabajo; por lo que la demandante se encuentra dentro de los alcances del artículo 4º del Decreto Supremo N.º 003-97-TR.

La recurrida, revocando la apelada, declara infundada la demanda por estimar que se acreditaba que la actora había celebrado un contrato de trabajo sujeto a modalidad, por lo que se descartaba la existencia de un fraude, apreciándose más bien que se había producido la extinción laboral.

FUNDAMENTOS

Procedencia de la demanda

1.      En primer lugar, resulta necesario determinar cuál es el régimen laboral al cual estuvo sujeto el demandante para efectos de poder determinar la competencia de este Tribunal para conocer la controversia planteada. Al respecto, debemos señalar que ha quedado demostrado que el recurrente laboró para la Municipalidad emplazada desde el 1 de enero de 2005, es decir, cuando ya se encontraba vigente el artículo 37º de la Ley N.º 27972, que establece que los obreros municipales están sujetos al régimen laboral de la actividad privada.

2.      De acuerdo a los criterios de procedibilidad de las demandas de amparo en materia laboral individual privada, establecidos en los fundamentos 7 a 20 de la sentencia N.º 0206-2005-PA/TC, que constituyen precedente vinculante de conformidad con lo dispuesto en el artículo VII del Título Preliminar del Código Procesal Constitucional, este Tribunal considera que en el presente caso procede efectuar la verificación del despido arbitrario alegado por la recurrente.

Delimitación del petitorio

3.      El objeto de la demanda es que se ordene a la Municipalidad Provincial de Arequipa la reincorporación de la demandante en el cargo que venía desempeñando como Vigilante del Servicio de Seguridad Ciudadana y que se ordene el pago de las remuneraciones devengadas generadas a partir de la fecha de cese hasta la fecha en que se produzca su reposición. La actora aduce haber sido despedida sin expresión de causa.

Análisis de la controversia

4.      La cuestión controvertida se circunscribe en determinar si los contratos de trabajo a tiempo parcial suscritos por la recurrente y la emplazada han configurado una relación laboral de duración indeterminada, por haberse desnaturalizado los contratos suscritos, tal como sostiene la demandante, quien considera que las labores que realizó como obrera  Vigilante del Servicio de Seguridad Ciudadana, son permanentes.

5.      De fojas 11 a 23 de autos se observan las boletas de pago de la demandante, con lo que se acredita que mantuvo una relación contractual en forma ininterrumpida con la demandada, desde el 1 de enero de 2005 hasta el 2 de julio de 2006, dando origen a una relación de 1 año, 6 meses y 1 día. Cabe mencionar que de autos se puede apreciar que la relación ha venido manteniéndose bajo las mismas circunstancias y condiciones dadas desde que empezó hasta su finalización.

6.      A pesar de lo establecido en el proyecto de Inversión Social para el Empleo Municipal  acerca del carácter a tiempo parcial del contrato individual que establece en su la parte de Metas que la jornada de trabajo será de tres horas con cuarenta y cinco minutos diarios conforme al artículo 4.° del Decreto Supremo N.º 003-97-TR, Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo N.° 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, debe considerarse que conforme a lo establecido en  el memorando de asistencia presentada por la demandante, de fojas 4 a 5, la accionante laboraba en una jornada de 8 horas diarias.

7.      Asimismo este Colegiado considera que el cargo de Vigilante del Servicio de Seguridad Ciudadana de una corporación municipal constituye una prestación de naturaleza permanente en el tiempo por ser una de las funciones principales de las municipalidades.

8.      En tal sentido, conforme lo establece el artículo 77° del Decreto Supremo N.º 003-97-TR, los contratos sujetos a modalidad se considerarán como de duración indeterminada si el trabajador contratado temporalmente demuestra la existencia de simulación o fraude a las normas laborales con la celebración del contrato, situación que se verifica cuando la causa, objeto y/o naturaleza de los servicios que se requieren contratar corresponden a actividades ordinarias y permanentes, y cuando, para eludir el cumplimiento de normas laborales que obligarían a la contratación por tiempo indeterminado, el empleador aparenta o simula las condiciones que exige la ley para la suscripción de contratos de trabajo sujetos a modalidad, cuya principal característica es la temporalidad.

9.      Por consiguiente los contratos de trabajo a tiempo parcial suscritos sobre la base de estos supuestos deben ser considerados como de duración indeterminada, y cualquier determinación por parte del empleador para la culminación de la relación laboral sólo podría sustentarse en una causa justa establecida por la ley; de lo contrario se trataría de un despido arbitrario, como en el presente caso, cuya proscripción garantiza el contenido esencial del derecho al trabajo, reconocido por el artículo 22° de la Constitución Política.

10.  Por otro lado, este Colegiado considera que sólo corresponde a la parte demandada el pago de los costos conforme al artículo 56.º del Código Procesal Constitucional, mas no el de las costas, dado que la emplazada es una entidad estatal.

11.  Asimismo, atendiendo a que la reclamación de las remuneraciones dejadas de percibir y devengados tiene carácter indemnizatorio y no resarcitorio, debe desestimarse este extremo de la pretensión, quedando a salvo el derecho de la demandante para que lo haga valer en la vía y el modo pertinentes.

Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú

HA RESUELTO

1.      Declarar FUNDADA la demanda de amparo.

2.      ORDENAR a la Municipalidad Provincial de Arequipa que reponga a doña Yenny Carmela Córdova Chirinos  en el cargo o puesto que venía desempeñando, o en otro de similar nivel o jerarquía.

3.      DISPONER el pago de los costos en ejecución de sentencia, conforme se indica en el fundamento 10, supra.

4.      Declarar IMPROCEDENTE el extremo de la pretensión referida al pago de las remuneraciones dejadas de percibir desde la fecha de cese hasta la reposición.

Publíquese y notifíquese.

SS.

LANDA ARROYO

CALLE HAYEN

ÁLVAREZ MIRANDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s