Vinculación en el sistema concursal

Milagros Alfageme,
Abogada, Especialista en derecho corporativo y tributario

Dentro de un contexto de crisis internacional y en ejercicio de sus facultades legislativas extraordinarias en materia económica, el Poder Ejecutivo adoptó importantes modificaciones al sistema concursal peruano dirigidas a regular la participación de los acreedores vinculados a deudores sometidos a concurso.

Así, de acuerdo con el DU Nº 061-2009, vigente desde el pasado 29 de mayo, los acreedores vinculados no podrán solicitar en calidad de acreedores el sometimiento de deudores a procedimientos concursales de ninguna clase. Tampoco podrán votar en las juntas de acreedores que se celebren dentro del marco de un procedimiento concursal, cualquiera sea la materia que se trate, ni sus créditos serán computados para la determinación y cálculo de quórums ni mayorías exigidas por la Ley Nº 27809, Ley General del Sistema Concursal.
En consecuencia, el referido decreto deja sin efecto cualquier disposición legal que se oponga o limite su aplicación. Por ello, queda derogado el art. 59 de la Ley Nº 27809, en virtud del cual se estableció que, ante la existencia de acreedores vinculados que superen el 50% del total de créditos reconocidos, la aprobación del destino del deudor, Plan de Reestructuración, Convenio de Liquidación, Acuerdo Global de Refinanciación y sus modificaciones, se debían realizar mediante dos votaciones separadas.

Por el contrario, las disposiciones introducidas en el DU Nº 061-2009 no distinguen entre tipos de acuerdos, ni restringe su aplicación a un determinado porcentaje de participación en el total de créditos reconocidos. Estas se aplican a cualquier tipo de acuerdo y a cualquier acreedor vinculado.

Sin embargo, no se afecta el derecho de acreedores a adoptar en el seno de una junta de accionistas el acuerdo de sometimiento a concurso de la respectiva sociedad, en calidad de accionistas, ni impide el derecho económico de cobro derivado de sus acreencias debidamente reconocidas en un proceso concursal.

Amplían supuestos de relación entre acreedor y deudor

Con la promulgación del D. Leg. Nº 1050 se ampliaron los supuestos de vinculación establecidos en el art. 12 de la Ley general del sistema concursal, el cual establece que podrá declararse la existencia de vinculación entre deudor y acreedor cuando exista o haya existido relaciones de propiedad, parentesco, control o gestión, así como cualquier otra circunstancia que implique una proximidad relevante de intereses, incluyendo de esta manera a los contratos asociativos.

A continuación, el artículo en mención establece, de manera enunciativa y no limitativa, casos específicos de vinculación, los mismos que habrá que tener en cuenta al momento de solicitar el reconocimiento de créditos concursales, así como determinar la aplicación de las disposiciones contenidas en el Decreto de Urgencia No. 061-2009.

Sin perjuicio de ello, será la Comisión de Procedimientos Concursales la encargada de definir caso por caso la existencia o no de relaciones de vínculo entre el deudor y acreedor. La norma, sin embargo, debe ser objeto de precisión, así como los criterios de vinculación previstos en el art. 12 de la Ley general del sistema concursal. Lo que sugerimos debe ser considerado en la ley que está pendiente de discusión y aprobación en el Parlamento, particularmente en cuanto a los criterios de vinculación se refiere.

Efectos derivados
Entre los principales efectos derivados de las disposiciones introducidas por el DU Nº 061-2009, encontramos las siguientes:

Transparencia: Garantizar la transparencia en las negociaciones entre deudores y acreedores, quienes, en su condición de vinculados, representan un doble interés en el concurso, es decir, el interés del acreedor per se y el interés del deudor concursado, evitando de esta manera cualquier distorsión y fraude que se pudiesen generar producto de este doble interés, así como todo trato favorable no justificado al deudor, debido a la estrecha relación que existe con el acreedor vinculado.

Mayor responsabilidad en inversiones: Será necesario que los inversionistas consideren los aspectos concursales como una variable adicional en su análisis financiero previo a la realización de cualquier inversión, así como establecer mecanismos de protección de sus créditos, toda vez que ya no podrán influir en las decisiones de la junta de acreedores.

Fortalecimiento patrimonial: Ante lo señalado, se espera una mayor inclinación de los inversionistas para canalizar sus inversiones a través de aportes de capital y no de préstamos, ya que los socios no estarán dispuestos a otorgar préstamos que no otorguen ningún derecho de voto.

Respeto por las órdenes de preferencia: Al incentivarse las inversiones vía aportes de capital se sincera la posición de las obligaciones de pago que mantiene el deudor concursal y obliga a los inversionistas a respetar los órdenes de preferencia señalados en el art. 42 de la Ley Nº 27809, mediante la ubicación de sus créditos después de cinco órdenes de preferencia señalados por la mencionada Ley.

Consistencia: Se logra mayor consistencia entre las normas que regulan el sistema concursal y los objetivos establecidos por el legislador, los mismos se dirigen a garantizar la recuperación del crédito, mediante la regulación de estos procesos que promuevan la asignación eficiente de recursos bajo reducidos costos de transacción, todo ello dentro de un ambiente idóneo de negociación entre acreedores y el deudor sometido a concurso.

Criterios
1 El DU Nº 061-2009 precisa la participación de los acreedores vinculados a los deudores en procedimientos concursales regidos por la Ley General del Sistema Concursal (LGSC).

2 Los acreedores considerados como vinculados al deudor en el art. 12 de la Ley Nº 27809, LGSC – modificado por el D. Leg. Nº 1050, no podrán solicitar, en calidad de acreedores del mismo, que el deudor sea sometido a un procedimiento concursal de ninguna clase.

3 Dichos acreedores tampoco podrán votar en las Juntas de Acreedores que se celebren dentro del marco de un procedimiento concursal, cualquiera sea la materia que se trate.

4 Esta disposición no afecta ni restringe los derechos económicos que los acreedores vinculados pudieran tener derivados de créditos reconocidos bajo las normas de la LGSC.

De El Peruano,
13 de agosto de 2009

Artículos relacionados:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s