Indulto de José Enrique Crousillat

MALDONADO, Antonio: “Un indulto anunciado: el indulto a Jose Enrique Crousillat y otro que ya se anuncia: el indulto a Fujimori”, publicado en Ideele [www.revistaideele.com], reproducido en Agenda Magna el 12 de diciembre de 2009.

Por Antonio Maldonado,
ex Procurador Ad Hoc Anticorrupción para los Casos Fujimori/Montesinos

Entre gallos y medianoche, aprovechando que la opinión pública está mirando al espionaje chileno y a los tanques chinos, el gobierno del Sr. Alan García acaba de indultar, por “razones humanitarias” a José Enrique Crousillat. Este era un indulto ya anunciado, es más, debidamente anunciado. Hace más de dos meses, la Comisión Multisectorial de Indultos del Ministerio de Justicia había recomendado al Ministro Aurelio Pastor indultar a José Enrique Crousillat, en razón de su grave enfermedad al corazón, por su edad y por haber cumplido más de la mitad de su condena. Cabe recordar que José Enrique Crousillat y su hijo fueron condenados por delitos de corrupción en los que participaron con Vladimiro Montesinos, durante el régimen de Alberto Fujimori. Los Crousillat fueron extraditados de Argentina al Perú luego de una larga y compleja batalla legal que finalmente ganó el Estado peruano. En dicha ocasión sostuve: “Después de cuatro años de larga y paciente espera, donde el Estado ha trabajado con rigor y se ha defendido con honor, se ha logrado un triunfo contundente”. José Enrique Crousillat, fue detenido con su hijo cuando pretendían huir de la Argentina en unas acémilas, por la Cordillera de los Andes, en el paso peatonal Piuquenes que comunica la Provincia de Mendoza (Argentina) con Chile. Esto demuestra que José Enrique Crousillat tenía la salud necesaria para emprender tal esfuerzo físico. En la Argentina, los Crousillat gozaban de libertad condicional por haber pagado una caución ante la justicia federal de la Provincia de Tucumán en razón de las órdenes de detención y del pedido de extradición de la justicia y del gobierno del Perú. La defensa jurídica del gobierno peruano estuvo a cargo del Estudio Wortman, Jofre, Isola, que confrontaron a varios equipos de abogados contratados por los Crousillat. Cuando la Corte Suprema argentina finalmente confirmó la extradición al Perú, el entonces extraditable José Enrique Crousillat recurrió al mismo argumento que ha usado para solicitar su indulto, a saber, que sufría una grave enfermedad al corazón, cardiopatía congénita e hipertensión no controlada, que no fue acogido por la justicia argentina. La defensa del Estado peruano, presentó la pericia médica del Dr. Pablo Stutzbach, Jefe del Departamento de Cardiología Ambulatoria de la Fundación René Favaloro (el centro cardiológico más importante de Argentina) que determinó que José Enrique Crousillat padecía de severos trastornos cardíacos, pero ello no impedía que continuara en un centro de detención mientras se lo medicaba correctamente.

Cuando la mencionada Comisión de Indultos presento su informe al Ministro de Justicia, Aurelio Pastor, en un artículo que envié a un importante Diario local y que nunca fue publicado, sostuve que: “El Ministerio de Justicia del Perú debe verificar con rigor, por medio de pericias del Instituto de Medicina Legal que, en efecto, Crousillat sufre un grave deterioro real en su salud, que pone riesgo su vida y que no se trata, nuevamente, de una excusa para intentar evadir justicia, como ocurrió con ocasión de su extradición o cuando se internó en una conocida Clínica de la capital para evitar que le fuera leída la sentencia condenatoria. Si la razón que se pretende esgrimir es relativa a beneficios penitenciarios, ello corresponde decidirlo al Poder Judicial, más no al Presidente de la República, quien no debe interferir en asuntos judiciales”. Y concluía dicho artículo con un “Estemos atentos”. Sostengo ahora que el Indulto presidencial a favor de Crousillat es un preludio del que vendrá a favor de Fujimori, invocando las mismas “razones humanitarias”. Y por ello, además de repetir: “estemos atentos”, agrego: “y vigilantes”. Freiburg de Brisgovia, Alemania, 11 de diciembre del 2009.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s