El delito de trata de personas en el nuevo proceso penal

El delito de trata de personas en el nuevo proceso penal es el tercer libro de la jurista peruana Niccy Valencia Llerena. Es el primero de autoría única, puesto que ya había publicado otros dos libros en coautoría: La realidad de la reforma procesal penal (2008) y Recursos impugnativos en el nuevo proceso penal (2009).

Edición

El delito de trata…, como los libros en coautoría, han sido editados por Ediciones BLG, bajo la coordinación de Franco Chico Colugna. Salió a la venta el 29 de septiembre de 2012. Tiene un volumen de 160 páginas en rústica y formato 21 x 14 cms.

Justificación

El delito de trata de personas[1] es uno de los negocios ilícitos más rentables en el mundo de la criminalidad organizada. Cada día se acrecienta más, y muy poco o casi nada se hace para combatirlo. En cada espacio de nuestro país existe sin que nos demos cuenta.

La trata de personas es considerada a nivel mundial como el tercer delito de mayor reincidencia, después del tráfico de drogas y el tráfico de armas, y por ser el delito menos comprendido se acrecientan las modalidades de importación o exportación, dentro o fuera del país, de hombres, mujeres, niños o niñas, quienes son desarraigados de sus hogares, de sus ciudades, a fin de poder disponer de su libertad de decisión.

Una hora de trabajo de una víctima de trata menor de edad, por explotación con fines sexuales, otorga una ganancia de hasta 400 nuevos soles, y si es mayor de edad de hasta 300 nuevos soles. La jornada en un night club que inicia generalmente a las diez de la noche y termina a las cinco de la mañana es de siete horas de trabajo, que multiplicadas por 400 soles, dan una ganancia de 2,800 nuevos soles diarios por una sola víctima de trata de personas, sin realizar más gastos que darle de comer, mantenerla en cuartitos pequeños y comprarle ropa corriente (ficheros) de material de algodón por una sola vez. Esta ganancia hace que se acreciente las redes de trata y se forme grupos muy compactos y difíciles de ingresar por la cantidad de personal de seguridad, puertas o rejas de fierro así como cámaras de vigilancia que existen en el exterior de los night clubs.

La trata de personas está vinculada a la explotación no sólo con fines sexuales sino también con fines laborales. Pongámonos a pensar cuántas veces hemos pasado por alguna avenida y hemos visto niños mendigar o limpiar carros. Uno de estos niños pudo haber sido traído de su tierra natal para mendigar y el dinero que pueda recibir durante el día es entregado al tratante, y si apreciamos que por cada esquina pasan unos cincuenta vehículos cada media hora, y que de éstos solo diez entreguen un sol al menor, hace un total de diez soles por media hora, veinte soles por una hora, y por ocho horas de trabajo, 160 nuevos soles si se tratase de un solo niño. Sin embargo, en la ciudad existen varias esquinas en las que vemos unos cinco niños, que nos da un total de 800 nuevos soles por cada esquina al día, y en diez esquinas un total de 8,000 nuevos soles diarios, ganancia apetitosa para las personas que conforman la red de trata de personas con fines de explotación laboral. La misma operación podríamos obtener si nos ponemos a pensar cuántas personas son traídas de la Sierra y se las explota en el interior de cada casa, con golpes físicos y sin descanso para que atiendan a sus patrones, laven, cocinen, planchen, y cuando la persona es de otra ciudad se suele escuchar “mejor, así no hay peligro de que se vaya a su casa porque no conoce la ciudad”, y entonces esos patrones estarían favoreciendo al delito de trata de personas con fines de explotación laboral.

Nuestro país es considerado lugar de origen, tránsito y destino de la trata de mujeres internacional, con predominio de la trata interna[2]. Las principales modalidades de trata de blancas son la explotación doméstica, la mendicidad y la explotación sexual como destinos principales para el caso de niños y adolescentes. Sin embargo, se ha detectado que este delito no es comúnmente denunciado porque no se hace un debido seguimiento y estudio a la información que, pese a tenerla a nuestro alcance, no sabemos utilizar. En este contexto, el Estado peruano ha ratificado la Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada trasnacional,[3] así como el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, uno de los tres protocolos adjuntos a la Convención.

Estructura

Capítulo I DELITO DE TRATA DE PERSONAS
I. Tipo penal.
1. Evolución del tipo penal.
2. Definición.
II. Tipicidad objetiva.
1. Verbos rectores.
2. Conductas típicas.
3. Fases y actividades.
4. Lugar de desarrollo de las conductas típicas.
5. Medios coactivos típicos.
6. Fines del agente.
7. Bien jurídico tutelado.
8. Sujeto activo.
9. Sujeto pasivo.
III. Tipicidad subjetiva.
IV. Tentativa y consumación.
V. Diferencias del delito con el delito de trata de personas con otros delitos.
1. Diferencia con el delito de violación sexual.
2. Diferencia con el delito de proxenetismo.
3. Diferencia con el delito de tráfico ilícito de migrantes.
VI. Tipo agravado de trata de personas.
Capítulo II ASPECTOS PROCESALES
I. Aspectos procesales.
1. Introducción.
2. La víctima.
3. Investigación del delito de trata de personas.
II. Papel del Estado.
1. Asistencia y protección a la víctima.
2. Sistema de Registro y Estadística del Delito de Trata de Personas y Afines.
Capítulo III ANÁLISIS DE CASOS Y SENTENCIAS
I. Análisis de casos.
1. Análisis de un caso sentenciado por delito de trata de personas.
2. Casos de trata de personas en La Libertad.
II. Sentencias de Corte de Apelación.
ANEXO LEGISLATIVO
1. Ley contra la trata de personas y tráfico ilícito de migrantes.
2. Reglamento de la Ley contra la trata de personas y tráfico ilícito de migrantes.

[1] También conocido como “trata de blancas” o “comercio de personas”. En inglés, Human trafficking.

[2] Trata de mujeres para fines sexuales comerciales en el Perú, Organización Internacional para las Migraciones y Movimiento, El Pozo, 2005.

[3] Más conocido como Protocolo contra la trata de personas.

Anuncios

2 comentarios en “El delito de trata de personas en el nuevo proceso penal

  1. No hay un tratado tan específico en la investigación nacional, mis parabienes y lo recomiendo

  2. Me parece bien que se haya investigado este problema, ahora solo falta que la policía se preocupe, al igual que todos nosotros, de este álgido problema que sufren principalmente mujeres y niños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s