Debido procedimiento

El debido procedimiento es “un conjunto de garantías que se ofrecen al administrado frente a la Administración a través del procedimiento administrativo, como son: El principio del contradictorio, el derecho a la defensa, el principio de la gratuidad, el principio de la motivación de los actos administrativos, el principio de la confianza legítima, el tema de la garantía de la tutela judicial efectiva y su relación con el principio del agotamiento de la vía administrativa”.[1]

Evolución

Conforme a lo expresado por Jiménez Vivas,[2] citando a Morón Urbina,[3] “el debido procedimiento constituye una garantía general de los ciudadanos que ha sido introducida al derecho administrativo primero por la jurisprudencia, derivándola del derecho natural y de los tratados internacionales de derechos humanos”.

Caracteres

Según Jiménez Vivas, “relacionar la noción de debido proceso con el diario desempeño de la Administración, nos obliga a repensar los caracteres originales de dicha categoría. Ya no estamos en el desenvolvimiento de la función jurisdiccional, sino dentro del campo correspondiente a otra función estatal: la función administrativa. Debido a ello, y por encontrarse el debido proceso catalogado como un derecho constitucional, su aplicación en sede administrativa, asume los matices de aquella otra función. Es así como se explica la independencia y propia identidad del debido procedimiento administrativo, que no es otra cosa que la aplicación del debido proceso constitucional a la relación existente entre la Administración Pública y los sujetos administrados, o dicho de otra manera, el respeto por parte de la primera a los derechos y garantías previstos a favor de tales sujetos”.[4]


[1] Corte Superior de Justicia de Lima, Segunda Sala Especializada en lo Penal para Procesos con Reos en Cárcel, Exp. Nº H.C. 1290-12-0, Resolución Nº 1384, de 6 de agosto de 2012, sétimo considerando.

[2] Jiménez Vivas, Javier. “Qué es el debido procedimiento administrativo”, en Revista Actualidad Jurídica, Gaceta Jurídica, t. 167, Lima, octubre 2007, pp. 166-170.

[3] Morón Urbina, Juan. Comentarios a la nueva Ley del Procedimiento Administrativo General.

[4] Jiménez Vivas, Javier. “Qué es el debido procedimiento administrativo”, en Revista Actualidad Jurídica, Gaceta Jurídica, t. 167, Lima, octubre 2007, pp. 166-170.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s